EARLY MAMMAL – Horror At Pleasure (2013)

 

Unos pocos meses de existencia le han bastado al sello británico Devouter Records para convertirse en uno de los favoritos de nuestra web gracias a un pequeño pero excelso catálogo donde se encuentran bandas como Wiht, Cultura Tres (su inminente nuevo disco es una bomba), Make o Galvano. Con unas coordenadas sonoras asentadas en el mundillo del sludge/doom, Devouter Records ha decidido expandir sus tentáculos y abrazar los sonidos más añejos y expansivos con el fichaje de dos talentos de futuro impresionante: los estadounidenses Brujas Del Sol y los británicos Early Mammal. Hoy vamos a centrarnos en los segundos, un trío formado a comienzos de 2012 en una vieja fábrica de mantequilla en Camberwell, al sur de Londres, y compuesto por Rob Herian (ex-Elks) a la guitarra y voz, Ben Davis (ex-85 Bears) a la batería y Deniz Belendir en el órgano y sintetizadores. Adoradores del heavy-blues,  el space-rock y la psicodelia, Horror At Pleasure (2013, Devouter Records) es su flamante presentación en sociedad, un disco que a buen seguro caerá como una bomba de placer sonoro entre la militancia del «good old sound».

 

Si me obligaran a definir Horror At Pleasure en una de esas sentencias cortas y molonas, probablemente diría: cuando el punk se va de viaje espacial sin salir del garaje (o garage, que en inglés ya me sale la frase que ni bordada). Partiendo de una firme base enamorada de titanes de la lisergia como Hawkwind o Captain Beefheart, el trío británico lo impregna todo de un descaro, energía y guarrería sonora de la buena que mira sin vergüenza al proto-punk de los Stooges y MC5. Por si eso no fuera poco son capaces también de meterle a su antojo una gordura guitarrera que volverá locos a los fans del universo stoner, y que por momentos puede asemejarles a los geniales White Hills o Acid Mothers Temple. Una de las grandezas del álbum es que son capaces de mandarte de una patada en el culo a Alfa Centauri mediante temas de  un metraje mínimo, muchos de ellos sin necesidad de llegar a los tres minutos, lo que es de agradecer en un género dominado por los desarrollos eternos y (muchas veces) autocomplacientes (si no directamente fruto del cuelgue…). La voz de Rob Herian nos retrotrae al legendario Roky Erickson y sus seminales The 13th Floor Elevators, lo cual son palabras mayores y un halago para el joven trío londinense, que lejos de pegarle al plagio descarado obran una alquimia capaz de convencerte por la pura descarga de energía que despliegan. Pepinazos como Final Witch, Demon Or Saint o To Find Me Gone son puñeteros hits ante los que te será imposible no menear los pies como un poseso mientras tu mirada vidriosa se fija en las estrellas, y cuelgues como Resurrection Men te convencerán de que la amistad entre el punk, el vulcanismo guitarrero de Fleetwood Mac (especialmente el del gran Peter Green) y la vida de astronauta son perfectamente compatibles, si no necesarios. Muchas son las virtudes que enarbola el debut de Early Mammal, pero la principal de todas es la capacidad de desnudar de artificios gran parte de los subgéneros rockeros de los 60 y 70 y dispararlos hacia el cielo partiendo de las entrañas, combatiendo así la tendencia a la dispersión de muchos de ellos y consiguiendo un trabajo que flipará tanto a punks como a hardrockeros de la vieja escuela y hippies voladores. Una pequeña joya que tiene en su producción a la vieja usanza (y por vieja usanza me refiero a un garaje de hace 40 años, no al estudio de Led Zeppelin) la guinda a un álbum tremendo que confirma a Early Mammal como una de las bandas con más futuro y más personalidad de cuantas optan al Olimpo rockero.

Horror At Pleasure no es ni heavy blues, ni psicodelia, ni punk, ni space rock, pero también. Y es que Early Mammal han debutado con una criatura capaz de recoger el ADN de titanes pasados y convertirlo en puras descargas de energía, desprovistas de florituras pero con toda la intensidad de quien ama el rock con sus vísceras. Una de las más gratas sorpresas de 2013.

 

BUY IT!!! (Devouter Records)

FACEBOOK