ESOCTRILIHUM – The Telluric Ashes Of The Ö Vrth Immemorial Gods (2019)

I, VOIDHANGER RECORDS // COVER ART: ALAN BROWN

La alta ciencia, la ciencia absoluta, es la magia.

ALEXANDRIAN – Historia de la filosofía oculta

Junto a Escandinavia (obviamente) y, desde hace unos años EEUU, Francia es una de las principales potencias en lo tocante a la generación de grandes bandas de Black Metal, continuando una larga tradición que se remonta a las efímeras y opacas Legiones Negras y que actualmente cuenta con dos referentes indiscutibles como Deathspell Omega y Blut Aus Nord, pero que también ha sabido integrar el género con el Hardcore regalándonos grupazos de la talla de Plebeian Grandstand. Moviéndose entre las grietas de esa gran República que ha demostrado no serlo tanto, todas ellas se yerguen majestuosas como voceras de una civilización en declive y cuyo gran problema es la negación de su estado terminal, el inútil y desastroso empeño por librar una batalla ya perdida. Esoctrilihum, proyecto musical del multinstrumentista Asthâghul, se suma a esa insigne lista de formaciones tocadas por el Oscuro merced a una calidad solo comparable a su fertilidad creativa, que nos entrega con The Telluric Ashes Of The Ö Vrth Immemorial Gods (2019, I, Voidhanger Records) su cuarto disco en tres años. Y aunque parezca imposible en mitad de esa producción febril, la evolución de Esoctrilihum le coloca desde ya en las grandes ligas del Black Metal internacional.

Una de las principales virtudes del Black Metal galo es su capacidad para ser respetuoso con las raíces escandinavas del género (algo tal vez inculcado por sus predecesores de las Legiones Negras) al mismo tiempo que lo deconstruyen y revolucionan, lo que explica que sus principales exponentes sean venerados por la parroquia más veterana mientras por otro lado seducen a las nuevas y heterodoxas hornadas de blackers. Otra de las características del Black Metal francés es lo ciclópeo de su corpus sonoro, así como un discurso tremendamente denso que bebe del amplio legado de la filosofía oculta y sus diferentes ramas (Gnosticismo, Kabbalah, Hermetismo…) para moldear propuestas extremadamente intrincadas y opacas que deben ser experimentadas en profundidad si se quiere acceder a todas sus capas. Y a veces ni por esas. Esoctrilihum encaja como un guante en ese nicho que gobiernan con tiranía los citados Blut Aus Nord y Deathspell Omega, aunque si algo demuestra The Telluric Ashes Of The Ö Vrth Immemorial Gods es que el sitio que reclama a su lado se regirá por sus propias normas y elementos diferenciales, porque los tiene de sobra. Cimentado sobre un mastodóntico andamiaje de disonancias y capas sonoras superpuestas, el cuarto largo del francés invoca una retorcida psicodelia que en su unión con unas letras crípticas y que conjugan invocaciones, opacas referencias a deidades desconocidas y extrañas fórmulas mágicas, deviene en toda una pesadilla interdimensional que haría las delicias del genio loco Abdul Alhazred. Nos enfrentamos a una hora y cuarto que se sienten como el viaje de toda una vida, una monstruosa inmensidad sonora donde conviven con naturalidad pepinazos de Black Metal ortodoxo como «Thar-Voknargh» o mazazos de puro Black/Death como «Aborted Sun» junto a disonantes agujeros negros como la dupla «Black Hole Entrance» y «Black Hole Exit», reminiscentes por momentos de ese terrorismo inescrutable que tan bien esgrimen Deathspell Omega. Imposible no sentir un escalofrío ante la escala de cortes como «Invisible Manifestation Of Delirium God» o «Listaël V», que amenazan con tragarte vivo ante la absoluta imposibilidad de gestionar todos los golpes que se te vienen encima. Estamos ante un disco que necesita de muchísimo tiempo y esfuerzo para ser experimentado en toda su plenitud, y que probablemente el año que viene me parezca aún más descomunal que ahora, pero de lo que sí estoy seguro es del monumento que nos ha regalado Esoctrilihum con su cuarto disco, y que con tan solo esta cata de un par de meses va directo a la saca de lo mejor que he escuchado en 2019.

¿Cansado de tanto Metal Extremo intrincado y trascendente? Pues te jodes, porque el cuarto disco de Esoctrilihum no solo viene para darte dos tazas bien cargadas de terrorismo ocultista, sino que por el camino revindica su lugar dentro de la aristocracia del Black Metal galo y, por descontado, de las tan amadas y odiadas listas de lo mejor del año.

NOTA: 9,5/10