FANGE – Purge (2016)

PLGM018 FANGE - Purge Cover 1500x1500

NotasWeb8,7

Soy el esqueleto que hay dentro de toda vida. Soy el tuétano que hace soldados. Soy el asco. Soy la caca. Soy la porquería. ¿Te has olvidado de mí?

El Asco – Grant Morrison

Procedente de Rennes, Francia, nos llega esta banda fundada por el bajista de Huata (qué tremendo me sigue pareciendo aquel Atavist Of Mann), Benjamin Moreau. No es el único nombre con pedigrí en el cuarteto galo, pues su vocalista Matthias Jungbluth proviene de los tremendos Calvaiire, una de las mejores bandas de hardcore/crust de la inagotable cantera de su país. Y aunque sobre el papel el Sludge/Doom del primero y el Hardcore del segundo parezcan aparentemente irreconciliables, Fange surge como un proyecto donde encajar los diversos amores sonoros que mueven al señor Moreau y que no conocen de fronteras más allá de las impuestas por la oscuridad y la mala hostia. Según ellos: “Entombed de jam con Merzbow y Noothgrush“.

Tamaña aseveración no va muy desencaminada, pues Purge se muestra como un tremebundo cajón de sastre donde confluyen el Death Metal sueco, el Sludge más cabrón y el Crust, unidos por el pegamento de unos riffs descomunales (los galos se jactan en la promo de su amor por los legendarios pedales de distorsión HM-2) que siempre han sido la seña de identidad de los citados géneros. Sobre el papel no nos encontramos ante la más novedosa de las propuestas, tampoco creo que sea la intención, pero los seis temas que componen el LP (editado a través de Throatruiner y Deathwish, los dos sellos de hardcore de nuevo cuño más importantes en Francia y EEUU respectivamente) son de una redondez y contundencia tan enormes que superan con creces la media de este tipo de ejercicios. Ya sólo ese inicio con Cour MartialeMâchefer y Roy Vermine vale por docenas de discos de mugre sonora, y nos muestran a un cuarteto capaz tanto de descoyuntar cervicales como de arrastrarte por el barro del mejor Sludge que puedas imaginar, y todo ello destilando pura mala hostia y misantropía. Son los momentos de mayor densidad y cabreo los que les acercan a luminarias del Apocalipsis como Indian, Cough o Lord Mantis, pero mientras en los citados es esa lija abisal la que se apodera de toda la función (especialmente en los dos primeros), Fange la hacen acompañar de elementos más dinámicos procedentes del Death Metal sueco y que hacen que la escucha del álbum vuele en la mente del oyente, algo nada fácil teniendo en cuenta los terrenos en los que nos movemos. Muchas son las bandas que actualmente deconstruyen el Metal Extremo (en sus diferentes ramas) haciéndolo volver la mirada para reencontrarse con ese Hardcore/Crust sin el que no se entendería su nacimiento, pero que tantas veces ha sido obviado por el sector más tradicionalista de la crítica y el público, una tendencia muy interesante que tiene en este Purge una de las adiciones más cualitativas de 2016. Si amas la lija, los riffs descomunales y la extinción de la raza humana, Fange han venido para colmar tus pútridos apetitos en lo que esperemos sea el primer acto de una función larga y próspera. A mí ya me han enganchado…

PLGM 018 FANGE-promo

El debut de Fange es un incontestable sopapo a ritmo de Sludge, Crust y Death Metal sueco, una combinación ganadora que en manos del cuarteto galo deviene en auténtico crímen contra la humanidad. Purge es capaz de arrastrarse, trotar y soltar hostias como panes, una versatilidad siempre al servicio de la más pura misantropía y que nos ha regalado uno de los artefactos más contundentes de lo que llevamos de año. Ideal para bodas y bautizos. 

Reseña invocada por CTHULHU.