GARTH ARUM – The Dawn Of A New Creation (2013)

Hacía mucho que el Avant-Garde no visitaba nuestro pútrido cubil, y la verdad que ya tenía mono de un poco de locura visionaria con la que dejar volar mi espíritu y liberar mis oídos de cualquier corsé estilístico. En mi ayuda ha llegado el debut de Garth Arum, proyecto personal de Nightmarer (guitarrista de As Light Dies) que aquí se ocupa tanto de las labores compositivas como de tocar guitarra, bajo, sintetizadores y programación de baterías, dejando ver la luz un material compuesto a finales de los 90 y que tendrá otros tres álbumes como compañeros en este viaje onírico repleto de hadas y sus historias. The Dawn Of A New Creation ha visto la luz a través del sello ruso Satanath Records, y cuenta con la colaboración a las voces de Slo (de la fantástica banda gala de Black/Avant-Garde Smohalla), Camille Giraudeau (el debut de su grupo Stagnant Waters todavía nos sigue dejando boquiabiertos), Lady Carriot (Aegri Somnia) y Cecilia Tallo (On3ric4).

 

The Dawn Of A New Creation es una obra exquisita, de una complejidad compositiva tremenda y que hace de la transversalidad estilística el pilar sobre el que erigir todo un Universo repleto de belleza, paisajes de ensueño y épica ultramundana. Con una fuerte impronta del Metal Sinfónico en su ADN, Garth Arum se pasea también por los terrenos del Black Metal, el Death Melódico, el Metal Progresivo y el Metal Gótico a lo largo de 11 cortes imprevisibles pero coherentes una vez observado todo el tapiz de un álbum realmente caleidoscópico. Estamos ante un trabajo capaz de invocar el espíritu de titanes de la vanguardia como Arcturus o Borknagar a la par que recordar la oscura belleza gótica de los incomparables The Gathering, lo que en su conjunción inevitablemente nos lleva a los terrenos del genial Devin Townsend por su capacidad de aunar fiereza, delicadeza pop y evocación espacial. Lo peculiar de The Dawn Of A New Creation es que a pesar de toda su fiereza ocasional y su aura melancólica podemos decir que se trata de un álbum realmente luminoso, brillante y, por qué no, feliz en toda su cegadora exhuberancia. Cortes como Trip (Part I y II) incluso me han recordado esa onírica mezcla de folk y metal que tan bien manejan mis adorados Aiumeen Basoa, añadiendo otra pincelada más a una obra cuyo volumen de matices es realmente abrumador. El maridaje entre teclados, sintetizadores y guitarras es el motor de las composiciones de Garth Arum, alcanzando momentos de excelencia en temas como Lucid Dreams, A Barrage Of Hate o la espectacular Labyrinth Of Lies. En el apartado vocal (y en concreto de las colaboraciones) tenemos también este juego entre extremos, contraponiendo los registros abrasivos de Camille Giraudeau con las voces limpias de Slo o las angelicales de Lady Carrot y Cecilia Tallo, un acierto que potencia la miríada de sonoridades y sensaciones que emanan de la obra. Evidentemente un disco tan aventurero como The Dawn Of A new Creation tiene sus riesgos, más si tenemos en cuenta que todo el peso recae sobre los hombros de una sola persona, y hay momentos en los que la amalgama entre melodías y músculo metálico amenazan con romper su soldadura, pero se superan y quedan minimizados por los logros de un álbum que hace de la valentía, el talento y la clase sus principales valedores. Si los discos que vienen continúan dando pasos hacia delante estoy convencido que alguno de ellos se contará como una verdadera joya del vanguardismo metálico. Me juego mis tentáculos.

The Dawn Of A New Creation demuestra todo de lo que es capaz una sola persona con el talento y la determinación necesarios, y coloca a Garth Arum como uno de los proyectos estatales con más futuro de la actualidad. Black Metal, Death Metal, Metal Progresivo, Electrónica, Metal Gótico… nada se resiste y todo suma en una propuesta poseída por el inquieto espíritu de la vanguardia.

BUY IT!!! (Satanath Records)

FACEBOOK

 

Reseña invocada por CTHULHU.