HELEN MONEY – Arriving Angels (2013)

En este mundo de grandes promociones y adelantos planificados meticulosamente a través de la red, de superbandas y reuniones de leyenda, a veces se nos olvida que la cosa es tan sencilla como un músico enfrentado a sus musas (o demonios) creativas, sin más intención que volcar su alma y su talento entre notas musicales. Sin fanfarrias, pirotecnia ni esperpentos. Esa reivindicación de la sencillez (compositiva y ética) brilla con una luz cegadora en el tercer largo de la chelista Alison Chesley (bajo el seudónimo de Helen Money), una artista de abultado currículum que ha colaborado en álbumes (más de cien) de bandas tan significativas y dispares como Yakuza, Russian Circles, Mono, Bob Mould, Shellac, Portishead, Anthrax o Broken Social Scene. Enrolada en las filas del soberbio sello canadiense Profound Lore nos hace llegar Arriving Angels, una pequeña maravilla donde colaboran amigos tan insignes como el batería Jason Roeder de Neurosis/Sleep y el percusionista y pianista de jazz Dennis Luxion, amén de contar de nuevo con la produción del gran Steve Albini. Nombres todos muy insignes pero que se pliegan al poderoso encanto de Chesley, ama y señora del universo que late en el interior del álbum y que nos ha regalado uno de los grandes discos «tapados» del año.

La formación clásica de Alison Chesley unida a una trayectoria siempre apegada a los terrenos de la experimentación, el punk, el post-rock o el metal underground cristaliza en Arriving Angels, un disco de un minimalismo descarnado pero que despliega unas texturas, oscuridad y evocación instrospectiva que hacen no pocos guiños a los postulados del doom y el drone sin necesidad de transitar por sus parajes sonoros. Estamos ante un trabajo que es poco menos que una banda sonora, pero sin confundir esto con las propuestas de «hilo musical» inerte tan en boga por muchas de las formaciones de post-rock. No, Arriving Angels pone sonido a las imágenes y fotogramas que anidan en nuestro subconsciente, a las pulsiones que laten en el interior de la mente humana y que aunque no podemos asir moldean nuestro carácter y nuestras inquietudes más profundas. Lo que más sorprende del álbum, además de la tiránica personalidad compositiva de Chesley y su propuesta, es la inigualable manera en que dialoga con su chelo. No soy ni de lejos un experto en los terrenos del clasicismo ni tampoco de tan insigne instrumento, pero sí se distinguir algo especial cuando lo oigo, y la forma que la estadounidense tiene de combinar estridencias, stacattos y melodías es simplemente alucinante, yendo de la incomodidad ominosa de Upsetter a la exquisita desnudez de Midwestern Night Dream pasando por la marcial melancolía de Shrapnel. A ello ayuda el inventivo uso que Chesley hace de los pedales de efectos, consiguiendo que el chelo mute en guitarra y bajo llenos de distorsión y expresividad, alcanzando momentos de poderío casi metálico, ampliando enormemente la gama de colores de su tapiz sonoro. Aquí entramos en el terreno de las colaboraciones, que aunque siempre supeditadas a la batuta de la líder indiscutible de la función juegan un papel clave en el moldeado definitivo de su criatura; por un lado tenemos la personalísima pegada de Roeder, estructurada en forma de loops por el genio de Michael Friedman (compositor, productor, fotógrafo y artista gráfico conocido por su trabajos para Janis Joplin) y que acentúan el carácter hipnótico de la obra, y por otro el piano de un Dennis Luxion que encumbra hasta la excelencia cortes como Beautiful Friends. Todo un compendio de genialidades que confluyen en un disco asombroso, único y necesario en este mundo de clones, y que encumbran a Alison Chesley como un talento a reivindicar a grito pelado.

Arriving Angels es la gran obra hasta la fecha de Alison Chesley, compendio de clasicismo y música popular underground que a través de un chelo hace guiños a bandas tan diversas como Neurosis, Shellac o Yakuza, y que lejos de caer en el plagio «exótico» deviene en un trabajo personal y soberbio a cargo de uno de los talentos más deslumbrantes de nuestro tiempo.

BUY IT!!! (Profound Lore)

OFFICIAL WEBSITE

 

Reseña invocada por CTHULHU.