INDIAN HANDCRAFTS – S/T (2011)

 

Puedes escuchar el disco completo a través del Bandcamp de Indian Handcrafts. PINCHA AQUÍ.

Inexplicablemete se me pasó este disco el año pasado, ya que si no lo hubiera hecho habría entrado de cabeza en mi lista de los mejores discos de rock de 2011. Parece que estamos viviendo todo un auge de los dúos rockeros a raíz de la explosión de The Black Keys, a la que se han sumado otros grandes combos como Tweak Bird, Wizard Rifle o la banda que traigo hoy a mi cubil de perdición, Indian Handcrafts. Formaciones que desde el minimalismo y la crudeza, y cada una operando desde sus propias coordenadas, vienen a demostrar que para parir grandes temas lo que importa no es el número, sino el talento y los cojones. Indian Handcrafts son una pareja de Toronto amantes del rock directo, melódico y musculoso, y que con tan sólo el EP Peace y este disco autotitulado, ambos del año 2011 y autoproducidos, crearon una pequeña revolución dentro de la escena indie norteamericana, tanto que el prestigioso sello Sargent House (hogar de grandes nombres como Boris, Chelsea Wolfe, Red Sparowes, Omar Rodriguez Lopez o Russian Circles) se hizo con sus servicios. De hecho en estos momentos andan enfrascados en el que será su nuevo LP, producido por el gran Toshi Kasai (Melvins, Big Business, Altamont) y donde colabora metiendo segunda batería el no menos importante Dale Crover (Melvins). Vamos, que 2012 puede ser el año de Brandyn James Atkins (batería y voz) y Daniel Brandon Allen (guitarra y voz). Me juego los tentáculos.



Y la verdad que no van a tener nada fácil superar una maravilla como lo es este disco debut, pues los 8 cortes de los que está compuesto son todo un clínic de cómo hacer temazos ganadores sin despeinarse. Músculo, energía, actitud, melodías irresistibles y un gancho demoledor son algunas de las virtudes que enarbolan Indian Handcrafts en su repertorio, dando como resultado uno de los discos de rock más adictivos en los últimos años. Podríamos decir que les unen bastantes lazos con Tweak Bird, pero eso sería tan sólo rascar la superficie ya que los estadounidenses a su vez maman de formaciones esenciales como Melvins y Big Business, los grandes referentes también de los canadienses. Sin embargo, y a diferencia de sus compañeros de viaje, Indian Handcrafts hacen gala de una versatilidad impresionante teniendo en cuenta el punto de partida de sus composiciones. A pesar de cimentar su edificación sonora a base de riffs gordos como cabezas de enano los canadienses también despliegan unas melodías infecciosas y geniales, que les emparentan con grupos como Big Black o Trail Of Dead. Esa transversalidad hace que su etiquetado no sólo sea imposible, sino que pierda toda trascendencia a la vista del maravilloso crisol en que deviene el álbum. Lo que si puedo decir es que gustará a los amantes del stoner, del indie-rock, del post-punk y del garage, y a buen seguro que más de un riff de los aquí presentes harán sonreír a los rudos amantes del doom y el sludge. Si viviéramos en un mundo justo un tema como Red Action sería radiado las 24 horas del día por las principales emisoras del planeta, haciéndolo bailar hasta la extenuación, y cortes como el gordísimo Centauri Teenage Riot destrozar cervicales sin compasión al ritmo de sus riffs tectónicos. Del mismo modo una joya como Microwave Lunch debería ser adorada por todos los fans del punk-pop 80’s por deliciosa y arrebatadoramente pegajosa. Pero como estamos lejos de vivir en ese mundo utópico pues al menos quedará constancia en este cubil abisal de la grandeza de estos dos señores, una tándem del que a buen seguro se hablará mucho en los próximos meses. Me he apostado los tentáculos…


Si el concepto «tu nueva banda favorita» no fuera una completa gilipollez, Indian Handcrafts podrían perfectamente serlo. Porque con un debut como éste y las noticias que van llegando sobre su nuevo trabajo es muy probable que acabes postrándote a sus pies. Muy grandes.

OFFICIAL WEBSITE