LOS 5 IMPRESCINDIBLES DE… JULEN (HORN OF THE RHINO)

Despedimos el año abriendo sección nueva, una dedicada a conocer los discos imprescindibles en la colección de los diferentes músicos que acepten la difícil papeleta de sintetizar en tan sólo 5 referencias sus predilecciones sonoras. Y para empezar qué mejor que con Julen, uno de los artífices de nuestro álbum estatal favorito de 2012: Grengus de Horn Of The Rhino. El batería del herético trío bilbaíno nos sorprende con una ecléctica lista que nos habla de un músico que no sólo vive de alabanzas a Satanás y gordor malsano. Aquí están sus elegidos…

 

Black Sabbath – Paranoid (1970)

Probablemente Master of Reality sea mi disco favorito de Black Sabbath, pero Paranoid fue el que primero escuché y el que más me impresionó. En mi tierna infancia era muy difícil conseguir discos, pero logré que un compañero de clase me dejara el cassette original de Paranoid, y flipé un rato. El tema inicial, War Pigs, es una de las canciones con un aura más malsana que he escuchado, y el resto del disco hace justicia a ese comienzo.

 

Danzig II – Lucifuge (1990)

Es difícil elegir entre sus 4 primeros discos, pero el segundo de Danzig es uno de mis discos básicos, 11 hits con un feeling tremendo, épico a más no poder.

 

Soundgarden – Superunknown (1994)

Aunque ya había escuchado anteriormente Badmotorfinger, fue con Superunknown cuando pude apreciar a Soundgarden en toda su grandeza. Me costó pillarles el punto, pero fue con las sucesivas escuchas de este disco cuando me di cuenta de que Soundgarden son uno de los grandes. Y sí, King Animal también me parece brutal!

 

Gorefest – Chapter 13 (1998)

Aunque es su disco más ninguneado, me parece el mejor, y sin duda el más bestia, tanto por sonido, como por las canciones y por un equilibrio perfecto entre feeling y técnica supeditada a las canciones, no por encima de ellas. Inexplicablemente, no tuvo ningún éxito. Quizá no fuera su momento, pero desde luego que esta banda con este disco se merecía más, mucho más.

 

My Morning Jacket – Z (2005)

Mi primer contacto con MMJ se produjo en el Azkena Rock Festival del 2006. Tocaron antes que Pearl Jam en el escenario opuesto y nadie les hizo ni puto caso. Yo me acerqué simplemente por curiosidad, y lo que vi fue de otro mundo, uno de los mejores conciertos de mi vida. Acto seguido compré el disco que estaban presentando, Z, y comprobé que aquello era grande tanto en directo como en disco. Una de mis bandas favoritas.