GALVANO – Two Titans (2012)

portadatwotitans

 

Si ayer os hablábamos del recién nacido sello Devouter Records y la estupenda re-edición que han sacado de El Mal Del Bien de los venezolanos Cultura Tres, hoy toca hablar de otra joya de su catálogo, el debut del dúo sueco Galvano. El combo formado por Mattias Nööjd (guitarra, voz) y Fredrik Käll (batería) nace en 2005 en la ciudad de Gotenburgo dispuesto a demostrar que en su ciudad hay mucho más que bandas de death melódico devenido en nu-metal/pop para la chavalería pseudo-metálica. Publican su primera demo homónima en 2007, lo que les vale para empezar a hacerse un nombre en la escena sludge y tocar junto a bandas como Black Breath y Alaskan, prepararando el camino para lanzar un split junto a los germanos Kasan donde el tremendo corte compuesto por los suecos (The Librarian) es mezclado y masterizado por el gran Billy Anderson. El rodaje ya existía, la propuesta empezaba a tener forma concreta, y ya tan sólo quedaba refrendar las buenas sensaciones con un LP a la altura de todo ello. Two Titans (2012, Devouter Records) es ese LP, y os aseguro que sobrepasa todas las expectativas. 

Ser un dúo y titular tu debut Two Titans ya dice mucho de la confianza en ti mismo y tu propuesta, pero corriendo el peligro de que ambas no estén a la altura con la consiguiente mofa del respetable. No es el caso sin embargo de Galvano, pues han parido uno de los grandes discos de sludge de 2012. Con una alineación reducida a su mínima expresión, sin embargo su sonido tiene el poderío del chocar de placas tectónicas, el vulcanismo de eras geológicas ya pasadas y un gusto exquisito a la hora de introducir pasajes progresivos que dotan al conjunto de una profundidad y riqueza soberbias. El título no sólo hace referencia a lo molones que son estos dos suecos, sino también (en palabras del guitarrista) a la contienda entre luz y oscuridad, mal y bien, la eterna lucha de contrarios que en Two Titans se traslada a una propuesta que hace suya la máxima dialéctica de la evolución a través de la unidad y (al mismo tiempo) contienda entre ambos. Y es que estamos ante un disco capaz de soltarte mamporros antediluvianos a la par que deslumbrarte con extensos pasajes de una evocación memorable sin que ambas facetas de su personalidad sonora diluyan la coherencia del conjunto, pero siempre con el dios Riff como alma mater de todas sus composiciones. Esto último lo podemos comprobar con la grandiosa apertura que significa Abysmal, un corte que se despereza sin prisa pero a la que gana en gordor es capaz de demoler las vigas maestras de tu edificio. Una maravilla que demuestra el poder físico de un riff de guitarra, ayudado por la abrasiva voz de Mattias Nööjd y la ultravitaminada pegada de Fredrik Käll. Temas como Bleeding Lamb, Destroyer o Throne Of  Blood son acojonantes ejercicios de sludge progresivo, ese que tan grandes ha hecho a bandas como los estadounidenses Kylesa, con los que les unen bastantes lazos cuando Galvano sacan su lado más furibundo. Pero los suecos también son capaces de sacarse de la manga una canción como la instrumental Hyperion y dejarte con la boca abierta por su aire a las inmortales composiciones del genial Ennio Morricone. Con un sonido gordo y crujiente ideal para dotar de cuerpo a los 8 cortes que componen al álbum, la magia de Two Titans no viene tanto por lo original de su propuesta (que no lo es) sino por lo incontestable, redonda y poderosa que se muestra en todo momento. 

Two Titans es uno de los grandes debuts del año y la constatación de que el sludge es algo más que abrasividad y pegada. Con él bajo el brazo Galvano se instalan como una banda de fuerza descomunal y futuro deslumbrante. 

BUY IT!!! (Devouter Records)

 

FACEBOOK

 

 

 

Reseña invocada por CTHULHU.