SHAI HULUD – Reach Beyond The Sun (2013)

Pocas bandas más grandes ha habido en el universo del hardcore metalizado de los últimos 15 años que los estadounidenses Shai Hulud, unos de los padres indiscutibles del sub-género y todo un ejemplo de honestidad e inconformismo. Una banda, la liderada por Matt Fox y Matt Fletcher, que siempre ha rehusado apuntarse a la moda fácil del metalcore moderno y que en su momento tuvo los huevos de parir una obra que aunaba el hardcore con el metal progresivo, el impresionante That Within Blood Ill-Tempered (2003, Revelation Records). Si a ello le sumamos uno de los debuts seminales dentro de la escena (el no menos genial  Hearts Once Nourished With Hope And Compassion de 1997), nos encontramos ante una formación de referencia si se quiere comprender la renovación que vivió el hardcore a finales de los 90. Lastrados por interminables cambios de formación su único pero ha sido la escasa producción consecuencia de ese hecho, pero gracias a la perseverancia de su núcleo creativo tenemos nuevo trabajo de los de Florida cinco años después del notable Misantrophy Pure. Se trata de Reach Beyond The Sun (2013, Metal Blade Records), una salva de agresión, odio y desesperanza que no dejará a nadie indiferente, y que marca el retorno (aunque sólo en materia de composición y grabación) del vocalista fundador Chad Gilbert (actualmente en los exitosos New Found Glory).

Para cualquiera conocedor del metalcore desde comienzos de la década pasada dudo que un disco como Reach Beyond The Sun le sorprenda por su propuesta, con sus característicos cortes alrededor de los 3 minutos de metraje mezcla de melodías, coros macarras y contundencia metálica. En lo que el álbum destaca, y es en lo que lo debe hacer por otro lado, es en blandir esas armas con una destreza, intensidad y pasión que dejan por el barro al 99% de productos similares que puedan salir hoy día. Manteniendo la gracia compositiva que siempre les ha caracterizado y con la misma mala hostia de cuando eran cinco chavales iracundos en Pompano Beach, Shai Hulud han facturado 11 cortes simplemente demoledores, clínic tremendo de hardcore moderno que en menos de 35 minutos te dejan literalmente exhausto y con los dientes apretados por la rabia. Hace un par de años el guitarrista y principal compositor Matt Fox declaró en una entrevista que tenía la intención de aparcar de cara al cuarto álbum los elementos progresivos y de mayor tecnicidad que habían caracterizado la evolución de Shai Hulud, y una vez escuchado Reach Beyond The Sun esas palabras se convierten en proféticas, pues estamos ante un disco compuesto principalmente con las entrañas y el corazón, quedando el cerebro en un segundo plano. Lo que no ha variado ni un milímetro es la oscuridad, la desilusión existencial y el odio por la humanidad que destilan sus notas y lírica (los que los etiquetan como cristianos deberían atender menos al currículum de sus miembros y más a las letras de las canciones), toda una inmersión en la fosa séptica de nuestra sociedad entre puñetazos y dentelladas. Y aunque parezca extraño en un ejercicio de estas características, Reach Beyond The Sun es un disco que despliega todo su brillo malsano con las sucesivas escuchas, pues no han sido nunca Shai Hulud una banda instalada en lo evidente o las estructuras encorsetadas, por lo que a pepinos de pegada inmediata como Medicine To The Dead o A Human Failing se le acaban sumando joyas de la talla de Man Into Demon: And Their Faces Are Twisted With The Pain Of The Living, en mi opinión el mejor tema del álbum y una de las mejores canciones que vayas a escuchar este puto año, mezcla cum laude de torbellinos guitarreros, agresividad, coros de épica urbana y melodías irresistibles. Una maravilla que encumbra Reach Beyond The Sun a mi Top del año y que confirma a Shai Hulud como una de las bandas más importantes del hardcore del siglo XXI.

Reach Beyond The Sun marca un retorno a las raíces de Shai Hulud, cuando lo importante era el lenguaje de los gritos desesperados, la agresividad y los puñetazos certeros, de las entrañas como musas de una creatividad al servicio del odio. Soberbio ejercicio de hardcore que dignifica un género demasiadas veces hundido en la mediocridad de las modas y las fusiones ridículas. Discazo, señores.

BUY IT!!! (Metal Blade Records)

OFFICIAL WEBSITE

 

Reseña invocada por CTHULHU.