TOP 2014: Internacional

En un año tremendamente ajetreado para nosotros, con el nacimiento de COSMIC TENTACLES RECORDS y multiplicándonos en las labores de organización de conciertos y actividades relacionadas con la música, hemos de reconocer que no hemos podido prestar la atención que la web merecía. En 2015 tenemos la seria intención de remediarlo, pues la web es nuestro corazón y el andamiaje de todo lo que vino después, pero no sin antes repasar los que para nosotros han sido los discos más destacados de 2014 en el apartado internacional.

15.- MANTAR – Death By Burning

Ni Sludge, ni Doom, ni leches en vinagre. Death By Burning es un discazo de Metal con toda la urgencia y actitud del Punk, una bestia parda donde Motorhead y los Melvins se empapan de tanta mugre y oscuridad que hasta Darkthrone y los primeros Celtic Frost se apuntan a la fiesta. Con él bajo el brazo el dúo germano/turco Mantar nos han regalado una de las revelaciones del año, además de una invitación muy seria a destrozarte las cervicales. 

14.- SCHAMMASCH – Contradiction 

Contradiction supone el salto a las grandes ligas de los suizos Schammasch, un doble álbum colosal capaz de recoger las enseñanzas de los últimos Celtic Frost y llevarlas a los terrenos vanguardistas de Blut Aus Nord, añadiéndole por el camino un relato fascinante sobre las fuerzas que combaten en nuestro interior y que al mismo tiempo subyacen a toda la creación y destrucción en el Universo. Tremendo.

13.- NIHILL – Verderf

Verderf supone un paso más en la impresionante carrera de los holandeses Nihill, uno donde el experimentalismo industrial y el Black Metal Old School invitan al Sludge, el Doom y el Noise a la fiesta para escupirnos pura bilis y furibundo nihilismo. Que por el camino hayan vomitado uno de los discos del año no es más que una nota a pie de página, el menor de los logros de un disco que como pocos es capaz de desatar toda la misantropía que el Metal Extremo puede ofrecer. Y que nosotros merecemos.

12.- EA – A Etilla

Ea han conseguido parir no sólo una obra descomunal con A Etilla, sino también mostrar que aún hay espacio para expandir el Funeral Doom más allá de sus aparentemente inamovibles fronteras, incluso exponerlo a la luz y admirar su melancólica belleza. Un doble mérito que corona a su criatura como uno de los mejores discos que el género nos haya regalado en el siglo XXI. 

11.- SPECTRAL LORE – III

III es probablemente el mejor álbum de Black Metal que vayas a escuchar en 2014, una obra donde poesía y existencialismo filosófico cabalgan a lomos no sólo del extremismo metálico sino del Folk, el Rock Progresivo Clásico y el Ambient, confrontando además el discurso tradicional dentro del género. A través de él Spectral Lore ha articulado una de las reflexiones sonoras sobre la Individualidad y el Universo más soberbias jamás compuestas. Pasote.

10.- TEITANBLOOD – Death

Que otros se queden con el satanismo de centro comercial de Behemoth o la rendición al mainstream de Mastodon, yo prefiero postrarme e implorar por mi vida ante un artefacto como Death, recordatorio de por qué el dúo madrileño Teitanblood es una de las entidades más reverenciadas dentro de la parroquia extrema internacional. Que otros hablen de música, riffs y estructuras. Yo prefiero abrazar la insondable oscuridad del cosmos y soñar junto a Teitanblood con una eternidad de dolor, sufrimiento y alabanzas a entidades cósmicas innombrables. Mortui Vivos Docent.

9.- PLEBEIAN GRANDSTAND – Lowgazers

Lowgazers cierra la boca tanto a puristas como modernos con ocho puñetazos en plena cara, híbridos malsanos entre el Mathcore, el Black Metal y el Grindcore que elevan el nivel de salvajismo dentro de la música extrema hasta cotas realmente atemorizantes. Con él bajo el brazo los galos Plebeian Grandstand nos escupen una de las obras más confrontacionales de los últimos años, amén de un recordatorio de los tiempos tan jodidos que vivimos. Que tengan huevos de llamarles posers.

8.- INDIAN – From All Purity

From All Purity es probablemente el mejor disco de Indian hasta la fecha, y por extensión uno de los trabajos más abrasivos y poderosos que puedas encontrar en el Metal Extremo del nuevo siglo. Más allá del Doom, del Sludge o del Noise, el cuarteto de Chicago lleva su propuesta a un nivel superior donde la misantropía más radical se viste de notas musicales para acercar el fin de nuestra especie. A sus putos pies.

7.- GODFLESH – A World Lit Only By Fire

A World Lit Only By Fire nos devuelve a los Godflesh esenciales que pusieron banda sonora a nuestra alienación y miserias, y que se convirtió en uno de los combos más influyentes de finales del Siglo XX. Puede que su caustica sonora y primarismo ya no cuajen al 100% con la sociedad post-industrial del nuevo siglo, pero es volver a escuchar sus riffs y graves gargantuescos y caer sin remedio en el agujero negro de su propuesta, fiel reflejo del sin sentido existencial de nuestro patético transcurrir vital. Lo siguen teniendo.

6.- BLUT AUS NORD – Memoria Vetusta III: Saturnian Poetry

Tras los escarceos con el industrial de su saga «777», Blut Aus Nord vuelve a sus raíces y nos regala una tremebunda tercera entrega de «Memoria Vetusta», ciclópea obra donde el Black Metal deviene en hipnotismo trascendental de la mano del genio desbordante del único componente de la banda, el galo Vindsval. Misticismo, filosofía y proclamas paganas convertidas en pura poesía sonora que engrosa una de las carreras más imponentes que jamás nos haya regalado el género. Esencial.

5.- HAIL SPIRIT NOIR – Oi Magoi

Oi Magoi es simplemente una obra maestra, espectacular continuación del laureado Pneuma y que confirma a los griegos Hail Spirit Noir como una de las bandas más dementes y geniales del planeta. Porque sólo unos cerebros tocados podrían concebir una obra donde el Black Metal vanguardista de Sigh se alía con las tonadillas de Blue Öyster Cult, el pop psicodélico de Love, el progresivo inasible de King Crimson, el infeccioso horterismo folk de Jethro Tull y las idas de olla jazzísticas de John Zorn. La Masquerade Infernale del siglo XXI.

4.- TRIPTYKON – Melana Chasmata

Melana Chasmata nos vuelve a mostrar el inalcanzable talento compositivo de Tom G. Warrior, padre del Metal Extremo y defensor del género como mucho más que la suma de sus ramificaciones. Suya sigue siendo la visión más completa e integradora, la más coherente y, esta vez de la mano de Triptykon, la más excelsa de cuantos han intentado capturar la esencia del extremismo metálico. Él sigue siendo el visionario, el genio, el expresionista por encima de barreras estilísticas y temporales. Y los demás nos postramos ante su obra.

3.- HORN OF THE RHINO – Summoning Deliverance

Summoning Deliverance es lo mejor que jamás nos hayan lanzado Horn Of The Rhino a la cabeza, un trabajo capaz de ser único mientras respira clasicismo, de amedrentar sin renunciar a la belleza, y de hacernos desear la llegada del Apocalipsis con los brazos abiertos. Con él los bilbaínos no sólo han moldeado el más que probable disco del año, sino una obra maestra que condensa y ensalza toda la grandeza del Metal, una con la que reafirmar nuestro amor por el género. Muchas gracias, cabrones.

2.- YOB – Clearing The Path To Ascend

Clearing The Path To Ascend es una nueva obra maestra del trío de Oregón, la constatación de su estatus como banda referencial del Doom en el siglo XXI y un nuevo movimiento en su tectónico discurrir, capaz de incorporar a su inamovible base de Sludge/Doom psicodélico ecos clasicistas de los geniales Pink Floyd y el amor por los in crescendos oscuros de Neurosis. Con YOB la espiritualidad ha terminado de copular con los sonidos metálicos, deviniendo en una experiencia catártica y reveladora, el nirvana para los descreídos hijos de Occidente. Si es así, yo creo.

1.- THOU – Heathen

Parecía imposible, pero tras tocar el cielo con Summit los estadounidenses Thou le han prendido fuego con Heathen, un demoledor ejercicio de Sludge/Doom donde riffs inconmensurables se alían con melodías ultrajadas y proclamas anarquistas creando una obra de proporciones épicas. Una llamada a las armas que reniega tanto de los clichés del género como de los de una sociedad enferma de conformismo y ensoñaciones hippiescas. Bofetón en la cara y obra referencial. Punto.

 

Selección invocada por CTHULHU.

 

 

Tags: