TOP 30 // MEJORES DISCOS // 2019

Aquí es donde va una aburrida introducción repasando generalidades de este año, pero como sería algo tan inútil como la lista que viene a continuación casi mejor que pasemos directamente a lo que nos ocupa. Con ustedes, señoras y señores, nuestros elegidos de 2019.

30 // RAINBOW GRAVE // No You

GOD UNKNOWN RECORDS

De la unión de talento formado por Nicholas Bullen (miembro de fundador de Napalm Death y Scorn) y John Pickering (miembro fundador de Doom y Sore Throat) nada malo podía salir, pero «No You» va mucho más allá erigiéndose como una pequeña joya donde el Punk y el Noise más abrasivo te lijan el alma hasta tocar hueso. Si vienen a tu ciudad a tocar ábreles las puertas porque la van a dejar reducida a cenizas. Y sabes que te lo mereces.

29 // LORD VICAR // The Black Powder

THE CHURCH WITHIN RECORDS

El cuarto largo de Lord Vicar es lo que ocurre cuando la tradición se esgrime no con nostalgia, sino a lomos de un caballo de guerra dispuesto triturar la fútil resistencia de una modernidad que nada tiene que hacer frente un álbum de la talla de «The Black Powder». True Doom, motherfuckers.

28 // ALTARAGE // The Approaching Roar

SEASON OF MIST

«The Approaching Roar» nos muestra a los Altarage más dinámicos y versátiles hasta la fecha, aunque manteniendo toda la furia nihilista que les ha llevado, y con razón, a lo más alto del terrorismo sonoro internacional. Su mensaje es ahora más claro, pero los daños colaterales siguen dejando el mismo rastro de ruinas y cenizas. En otra liga.

27 // OOZING WOUND // High Anxiety

THRILL JOCKEY RECORDS

En una ciudad como Chicago que ha visto nacer bandas como Big Black o Jesus Lizard, destacar siendo abrasivo es algo realmente complicado, pero los tarados de Oozing Wound lo han conseguido metiendo ese legado en una batidora junto a una cazalla thrash que no coge prisioneros y empapapada de pura misantropía, deviniendo en un taladro anal que no querrás sacarte nunca.

26 // MALEVICH // Our Hollow

SLUDGELORD RECORDS

Si hay un signo de nuestro siglo dentro del extremismo sonoro ese es el de la absoluta dinamitación de las fronteras estilísticas y la subordinación de éstas a un fondo cada vez más amedrentador y áspero. «Our Hollow» es uno de los representantes más brillantes de esa tendencia, una bestia voraz que hace suyas las armas del noise, el sludge, el black metal y el grindcore para acometer una embestida alucinante, poliédrica y devastadora.

25 // CATTLE DECAPITATION // Death Atlas

METAL BLADE

Puede que nada supere la sorpresa y excelencia de aquel puñetazo en la mesa que supuso «Monolith Of Inhumanity», pero Cattle Decapitation siguen profundizando en una propuesta que es suya por derecho (esa demoledora amalgama de Death, Grind e Industrial) y que les ha llevado a ser una de las formaciones de Metal Extremo más importantes del planeta. En ese sentido «Death Atlas» es una maravillosa adición a una carrera simplemente intocable. Y todos a chapar la boca.

24 // MUSMAHHU // Reign Of The Odious

IRON BONEHEAD PRODUCTIONS

«Reign Of The Odious» es una de las grandes sorpresas de lo que llevamos de año, un debut con el que Musmahhu ha creado un mastodonte compacto a la par que fluido, tan bestial como complejo, y aunque tremendamente respetuoso con la tradición se yergue como como un hijo rabioso del siglo XXI. Una puta joya.

23 // IMMORTAL BIRD // Thrive On Neglect

20 BUCK SPIN

Lo interesante del segundo disco del cuarteto es la manera en que han engarzado sus abrasivos cimientos con nuevas herramientas compositivas, resultando de esa amalgama un Black/Death Metal tremendamente heterodoxo y dinámico. […] resumiremos diciendo que su segundo disco «Thrive On Neglect» es uno de los trabajos de terrorismo sonoro más dinámicos, redondos e infecciosos del año. Canela en rama, señorxs.

22 // WEEPING SORES // False Confession

I, VOIDHANGER RECORDS

Parecía imposible, pero en su debut Doug Moore y Stephen Schwegler consiguen trasladar las cinemáticas poliédricas de Pyrrhon a un género tan estricto como el Death/Doom, y con los melancólicos violines de Gina Eygenhyusen convertir a Weeping Sores en una de sus bandas más fascinantes y prometedoras. Quién dijo que las heridas no eran bellas…

21 // LORD MANTIS // Universal Death Church

PROFOUND LORE

Siempre en un segundo plano dentro de la poderosa camada de bandas de blackened sludge salida del país de las barras estrellas, con el tiempo Lord Mantis han conseguido sobresalir por encima de la mayoría enroscándose sobre sí mismos, mutando y arribando en un «Universal Death Church» que les corona como reyes de sus dominios. Abrasivo, dinámico, crujiente y opresivo, es puro placer y sadismo.

20 // HAVE A NICE LIFE // Sea Of Worry

THE FLENSER

Cuanto antes aceptemos que nada podrá superar «Deathconsciousness», el debut de los estadounidenses Have A Nice Life, más podremos disfrutar del pedazo de banda que forman Dan Barrett y Tim Macuga. Y es que aquel sigue siendo uno de los mejores discos de ¿Punk? de lo que llevamos de siglo, pero en «Sea Of Worry» demuestran que nadie maneja como ellos ese Post-Punk tan épico como derrotista (ahora mucho más reposado) capaz de llevarnos en volandas al disfrute malsano de nuestras mierdas de vidas.

19 // ESOCTRILIHUM // The Telluric Ashes Of The Ö Vrth Immemorial Gods

I, VOIDHANGER RECORDS

¿Cansado de tanto Metal Extremo intrincado y trascendente? Pues te jodes, porque el cuarto disco de Esoctrilihum no solo viene para darte dos tazas bien cargadas de terrorismo ocultista, sino que por el camino revindica su lugar dentro de la aristocracia del Black Metal galo y, por descontado, de las tan amadas y odiadas listas de lo mejor del año.

18 // TOMB MOLD // Planetary Clairvoyance

20 BUCK SPIN

Recogiendo el legado del Death Metal finlandés liderado por los legendarios Demilich, los canadienses Tomb Mold han ido construyendo una excelsa carrera que tiene en «Planetary Clairvoyance» a su criatura más acabada. Oscura, intrincada, extraña y por momentos psicodélica, estamos ante una obra capaz de aunar tradición y contemporaneidad en un corpus sonoro alienígena. Una puta pasada.

17 // WASTE OF SPACE ORCHESTRA // Syntheosis

SVART RECORDS

El tour de force entre Oranssi Pazuzu y Dark Buddha Rising ha dado como resultado una criatura única, capaz de traspasar el espacio y el tiempo deviniendo en un disco rabiosamente contemporáneo mientras emprende un viaje en el que Kraut, Doom, Psicodelia y Black Metal dialogan puestos hasta el culo de peyote en algún punto del siglo XXII.

16 // NO ONE KNOWS WHAT THE DEAD THINK // S/T

WILLOWTIP RECORDS

Discordance Axis cambiaron el Grindcore para siempre con «The Inalienable Dreamless» en el cambio de siglo, por eso el regreso de su núcleo creativo bajo el nombre de No One Knows What The Dead Think supuso poco menos que un orgasmo para los que seguimos alucinando con lo que obraron los de Nueva Jersey con su último trabajo… y que lo seguimos haciendo por la capacidad de Rob Marton y John Chang de seguir a años luz de su tiempo y competidores.

15 // DAWN RAY’D // Behold Sedition Plainsong

PROSTHETIC RECORDS

El segundo largo de los de Liverpool les corona como una de las bandas más en forma, y especiales, dentro de la escena blacker internacional. Empezando por su personalísima amalgama de crudo black metal y folk, y terminando por sus (nada habituales en el género) proclamas anarquistas y antifas, «Behold Sedition Plainsong» es la banda sonora ideal para levantar el puño al cielo y sustituir la quema de iglesias por la de sedes de VOX. Siempre en nuestro equipo.

14 // MYLINGAR // Döda Själar

AMOR FATI / 20 BUCK SPIN

Cuando pensabas que Portal o Altarage eran la quintaesencia del horror sonoro, llegan Mylingar y con «Döda Själar» se reafirman como los hunos del Death/Black Metal. No busques mundos imaginarios, no los hay. Todos los asideros han desaparecido. Tan solo quedas tú y las mil puñaladas que te vienen encima. Fuck all life.

13 // OSSUARIUM // Living Tomb

20 BUCK SPIN

Otra de las bandas que desde Norteamérica reivindican el legado de Demilich y las huestes finlandesas, Ossuarium tienen el talento suficiente para no caer en el seguidismo y elevar sus referencias a un nuevo nivel. Hace mucho que la psicodelia cambió de bando, y ahora se refugia en artefactos como «Living Tomb» con el que los de Portland han pegado tal puñetazo en la mesa que se ha oído desde Saturno. Gancho, lisergia, y a tomar por el culo todo.

12 // DEATHSPELL OMEGA // The Furnaces of Palingenesia

NORMA EVANGELIUM DIABOLI

Ellos cambiaron las reglas del juego y definieron el semblante del Black Metal del siglo XXI entre demenciales escorzos guitarreros y un satanismo trascendente que ha sido la plantilla a seguir por multitud de bandas de medio planeta. «The Furnaces Of Palingenesia» aparta el caos de anteriores trabajos para hacer llegar su mensaje con claridad, lo que nos permite flipar aún más con el nivel técnico y compositivo de los galos, y seguir postrados ante los voceros más aventajados del Maligno.

11 // CLOUD RAT // Pollinator

ARTOFFACT RECORDS

Impresionante lo que ha conseguido este trío de Michigan en su tercer largo cabalgando esa tendencia (tan de nuestros días) de mandar a tomar por el culo las ortodoxias estilísticas. «Pollinator» es una anfetamínica y demoledora mezcla de Grindcore y Crust cabrón que no teme abrazar los postulados del Black Metal o el Doom cuando así lo considera. Todo un clínic en extremismo metálico de una banda que tiene toda la pinta nos va a dar muchas más alegrías en el futuro.

10 // SWANS // Leaving Meaning

YOUNG GOD / MUTE

Con «Leaving Meaning» el señor Michael Gira volvía a dar un golpe de timón disolviendo (por segunda vez en la historia de Swans) la que había sido su formación estable durante casi una década para enrolar nuevos talentos y emprender otros derroteros creativos. El resultado es un disco menos fluido que sus antecesores directos, tiranizado por las etéreas musas de Gira, pero que sale victorioso en el retorno de los Swans a ese folk gótico, incómodo y malrrollero de trabajos como «Children Of God». Con una discografía como la suya, cualquier cosa es posible y cualquier resultado es excelso. Éstos sí, en otra liga.

9 // ZONAL // Wrecked

RELAPSE RECORDS

Retomando esa incombustible relación que se mantiene viva desde principios de los 90, Justin Broadrick (Godflesh, Jesu, JK Flesh) y Kevin Martin (The Bug) nos regalaban con el nuevo trabajo de Zonal un repaso a algunas de sus obsesiones sonoras, deviniendo en una gozada poliédrica con cabida para el hip-hop, el dub y unos beats gargantuescos que tienen en la inclusión de la activista y reina del afrofuturismo Camae Ayewa (Moor Mother) la guinda a un pastel simplemente irresistible.

8 // ESOTERIC // A Pyrrhic Existence

SEASON OF MIST

Sin nada que demostrar, con una carrera inalcanzable para el resto y sabedores todos de su condición de pilares fundamentales del Funeral Doom, cada lanzamiento de Esoteric es un regalo para los simples mortales que experimentamos asombrados obras de orfebrería abisal como «A Pyrrhic Existence», otra oda a la enorme vastedad de nuestra tragedia existencial y un nuevo agujero negro hacia el que lanzarnos para hacer de esa revelación algo mínimamente digerible.

7 // BLOOD INCANTATION // Hidden History Of The Human Race

DARK DESCENT RECORDS

Lo de estos tíos no es normal. Firmemente afianzados en la vieja escuela, con una grabación 100% analógica y sin ninguna ínfula pseudo-intelectual (algo que amenaza con ser una lacra en el género), su debut «Starspawn» demostró que el Death Metal es autosuficiente como para mirar al futuro sin necesidad de pedir ninguna ayuda foránea. Pero es que con «Hidden History Of The Human Race» dan un paso más y logran invocar un artefacto alienígena, pura psicodelia brutal que les catapulta directamente como la banda a batir a las puertas del cambio de década.

6 // DEAFKIDS // Metaprogramação

NEUROT RECORDINGS

Aunque el trío tire de D-Beat, Noise, Punk y Electrónica no hay que llevarse a engaños, «Metaprogramação» es un álbum de pura PSICODELIA. Como si de una inteligencia artificial puesta de peyote se tratase, o un dios ancestral navegando furibundo por la red, pues ambas son una y la misma cosa, los 13 cortes del disco proponen un viaje tan hipnótico como confrontacional a golpe de percusiones polirrítmicas y ecos distorsionados. Chamanes de la era digital.

5 // YELLOW EYES // Rare Field Ceiling

GILEAD MEDIA

Si hay un género capaz de aunar tradición y vanguardia, ese es el Black Metal, y Yellow Eyes lo corroboran con un disco que se mueve entre el experimentalismo neoyorquino y la frialdad inabarcable de las mejores propuestas europeas, deviniendo en una obra alucinante y alucinada que recoge y potencia lo mejor de ambos mundos. O resumiendo, los desafiantes hijos bastardos de Krallice y Blut Aus Nord. Hay futuro, por negro que sea.

4 // FULL OF HELL // Weeping Choir

RELAPSE RECORDS

Menos de media hora necesitan Full Of Hell para finiquitar uno de los discos más cabrones que te puedas echar a la cara, demostrando una vigencia y espíritu profético que ya quisieran para sí mismos la mayoría de propuestas pseudo-intelectuales tan en boga hoy día. Porque el futuro ya no existe, se nos ha negado en pos de un presente en continua actualización al que solo se le puede combatir con fuego y furia intransigente.

3 // LINGUA IGNOTA // Caligula

PROFOUND LORE

«Caligula» no es solo el mejor disco de lo que llevamos de año, una ciclópea amalgama de neoclasicismo y noise abrasador, sino que es una obra NECESARIA entre tanto trascendentalismo oscuro y superficialidad indie. Lingua Ignota ha forjado un arma y apuntado al enemigo, en nuestra mano está seguirla a la batalla o seguir tecleando bonitas palabras frente al ordenador.

2 // TEITANBLOOD // The Baneful Choir

NORMA EVANGELIUM DIABOLI

En un mundo dominado por clones, vacuas fusiones y exotismo estético para enmascarar la pobreza de ideas, Teitanblood encarnan la intransigente autosuficiencia de un género, el Death Metal, que no necesita nada aparte de sus propias entrañas y sus febriles alucinaciones para auparse tres cuerpos por encima de los demás. «The Baneful Choir» es un maelstrom de abrasivas capas guitarreras y rugidos ultradimensionales, como si el fin de los días echara la mirada atrás y se nos riera en la puta cara por nuestros fútiles intentos de supervivencia.

1 // SUNN 0))) // Life Metal + Pyroclasts

SOUTHERN LORD
SOUTHERN LORD

SUNN O))) son, muy probablemente, la banda más influyente del siglo XXI, amén de estandartes del carácter experimental, expansivo y desolador que ha tomado el arte y la filosofía de nuestro tiempo. Con «Life Metal» y «Pyroclasts», los dos trabajos que nos han regalado en 2019 (con la producción del gran Steve Albini), la dupla compuesta por Stephen O’Malley y Greg Anderson retornan a sus comienzos pero sobre una base superior, la que otorgan los años, y nos sumergen en una experiencia que va más allá de su condición de heredera de Earth para erigirse como el inabarcable vacío trascendente en que ha devenido la existencia moderna, aunque en su caso no se caiga en el derrotismo sino en una suerte de supervivencia meditativa a la que agarrarse. Puede que jamás alcancemos la iluminación, pero de la mano de SUNN O))) sí llegaremos a la paz y comprensión necesarias para levantarnos cada día de la cama. Los putos referentes.

Tags: ,