TOP ESTATAL 2017

Mientras continuamos nuestra maratón de reseñas de cara a reflejar nuestros favoritos internacionales de 2017, aquí tenéis la lista de discos estatales que más nos han impresionado. Como siempre, sobra decirlo pero por si acaso, esto es mazo subjetivo, tope incompleto y realmente inútil, aunque como todo en esta existencia lo es pues reclamamos nuestro pedacito de futilidad. Ahí van…

13.- MOHAMA SAZ – Negro es el Poder

Tras aquella gratísima sorpresa que fue More Irán, su segundo largo nos muestra a unos Mohama Saz en estado de gracia y llevando su amalgama de psicodelia y world music a cotas realmente exquisitas. Si bandas como Goat, King Lizard and the Gizzard Wizard o Baba Zula lo petan, ellos también. Mohama Saz es el poder.

 

12.- TEETHING – We Will Regret This Someday

El primer largo (ya tocaba!) de los madrileños es todo lo que esperábamos de Teething, y más. El secreto mejor guardado del extremismo metálico estatal explota en nuestra cara con 12 cortes de inmediatez grindore e hipertrofia metálica capaces de peinarte la raya a un lado. Si no los conocías ya estás tardando, y si lo hacías… que no pare la fiesta. Muy buenos, joder.

 

11.- KILLERKUME – Industrial Sunbath

La dupla compuesta por Joxean Rivas y Mikel Vega conforma una de las bandas más crudas, libres y fascinantes del underground sonoro estatal, y con Industrial Sunbath elevan a la enésima potencia todo lo mostrado con anterioridad. Áspera improvisación a golpe de Noise aventurero capaz de abrasarte la piel pero también de abrirte la mente. Únicos.

 

10.- SANTO ROSTRO – The Healer

Pocas bandas de Stoner/Doom hay en el planeta con el directo, los temas y la energía de este trío jienense, y es algo a gritar a los cuatro vientos hasta que todo el puto Universo se entere. Y mientras eso ocurre qué mejor que pincharse un The Healer que nos muestra a los mejores Santo Rostro hasta la fecha, capaces de saltarte los dientes al mismo tiempo que te hunden en un mar de brea.

 

9.- AATHMA – Avesta

Hipnóticos, contundentes y poseedores de una oscura trascendencia al alcance de muy pocos, los madrileños Aathma despliegan una personalísima visión del Post-Metal y el Doom que debería llevarles a lo más alto de la escena internacional. Avesta es la quintaesencia de su propuesta, una joya que es al mismo tiempo un puente tanto a los saberes ancestrales como a la inmensidad del Cosmos. Imprescindibles.

 

8.- CUCHILLO DE FUEGO – Megavedra

Cuchillo de Fuego son la polla. Megavedra, su segundo álbum, nos los devuelve más afilados, cabreados y gloriosos que nunca, y con una colección de temas que se te quedarán grabados a fuego en la cabeza. Los hijos bastardos de The Jesus Lizard son, como afirmaba con razón el gran Luis Boullosa, una de esas bandas capaces de definir su época. La vida pasa lenta e inexorablemente.

 

7.- THE WIZARDS – Full Moon In Scorpio

En estos tiempos de vacua post-modernidad, gentrificación y cupcakes son más necesarias que nunca bandas como The Wizards. Portadores de la llama primigenia, lo suyo es el ROCK con mayúsculas y temas con vocación de himnos de batalla contra el mar de indie rancio que nos ha tocado sufrir. Si hay que luchar, yo quiero hacerlo bajo su estandarte. Menudo discazo, señores.

 

6.- HELA – Death May Die

Otra de esas bandas a las que las fronteras estatales se les quedan pequeñas, Hela nos entregan con su segundo álbum Death May Die un monumento sonoro capaz de aunar terrenalidad y trascendencia en su personalísimo maridaje entre Doom Metal y Rock Alternativo. Oscuridad, belleza y riffs gargantuescos capaces de romper cadenas. Su límite es el cielo… nocturno.

 

5.- ÓSSERP – Al meu pas s’alça la mort

Como una deflagración han surgido Ósserp dentro del extremismo metálico estatal, y su segundo largo les catapulta mucho más allá merced a una salva de hachazos simplemente abrumadores. Amalgama demoníaca entre el gargantuesco Death Metal Sueco y toda la anfetamínica virulencia del Grindcore, Al meu pas s’alça la mort es lo que ocurre cuando el Metal Extremo decide mutar enroscándose sobre sí mismo. Acojonan mucho.

 

4.- NIGHTCRAWLER – Beware Of The Humans

En un género como el del Synthwave en riesgo de colapso por saturación, unos pocos visionarios se han dado cuenta que el único camino posible es dinamitar barreras y seguir avanzando. Entre ellos se encuentra Nightcrawler con su Beware Of The Humans bajo el brazo, un discazo capaz de mantener un pie en las raíces mientras que con el otro se adentra en la inmensidad del Cosmos. Sin nada que envidiar a Carpenter Brut o Perturbator.

 

3.- FOSCOR – Les Irreals Visions

Les Irreals Visions representa la eclosión de todo el potencial de Foscor, una criatura tan bella como decadente donde los catalanes trascienden géneros para abrazar lo incognoscible, la pureza melancólica de quien extraña lo perdido pero se niega a entregar el mañana. Ni Black Metal, ni Avant-Garde ni leches, son Foscor y todas las etiquetas se les quedan pequeñas.

 

2.- PYLAR – A ella conduce la sagrada espyral

Su mejor trabajo hasta la fecha, un tremebundo ejercicio de misticismo sonoro que dinamita todas las barreras y nos confronta con la Diosa Madre a través de un viaje donde el Kraut, el Jazz, la experimentación y el Doom Metal devienen en alquimia a través de la cual obrar la transformación del espíritu. No hay palabras…

 

1.- ALTARAGE – Endinghent

Cuando la vanguardia va más allá y traspasa el Velo de Maya no vislumbra en él otra cosa sino el Vacío, el bullente caos desprovisto de reglas, insondable, dañino y atroz. Desde esa fútil desolación emiten los bilbaínos Altarage, uno de los combos más aterradores del extremismo metálico internacional que con Endinghent reclaman su lugar junto a Portal como voceros de la malignidad inútil del Universo. Ellos son lo que ocurre cuando el futuro encuentra el final del camino y decide girar su mirada hacia nosotros. En otra puta liga.