TRUE WIDOW – Circumambulation (2013)

 

 

«La melancolía es la dicha de estar triste»

Victor Hugo

 

Si ayer hablábamos del fantástico debut de Locrian para Relapse Records hoy continuamos con otro de los fichajes «raritos» (comparado con el grueso de su catálogo) del sello metálico, el trío tejano True Widow. Uno de los secretos mejor guardados del underground de su país, la banda se ha hecho famosa por su peculiar manera de fusionar géneros tan dispares como el stoner rock, el shoegaze y el slowcore, tiñéndolo todo de una tonalidad oscura que ha conseguido incluso seducir a un público aparentemente reacio a este tipo de propuestas como lo es el militante en las filas metálicas. Para constatar tan buenas sensaciones llega Circumambulation (2013, Relapse Records), su tercer disco de estudio y una nueva vuelta de tuerca a su minimalista ensayo sobre la melancolía.

Si antes una etiqueta como «stonegaze» ya sonaba ridícula, con Circumambulation puedo afirmar que además pierde toda base sobre la que apoyarla, pues en su nuevo disco los de Dallas se han situado en unos parajes sonoros diferentes y claramente discernibles a nada que uno afine el oído y conozca un poco el mundo del rock independiente. ¿El indie? Oh, Por Satán, huyamos! No seré yo quien detenga la estampida, pero si diré que tirando de prejuicios puede que muchos fans del metal se pierdan un disco con no pocos ingredientes para satisfacer sus apetencias sonoras, y con un poder de hipnotismo que concretamente el amante del Doom sabrá apreciar en toda su amplitud. Abanderados del «menos es más», True Widow construyen universos con dos mimbres, espacios privados donde acariciar recuerdos y yacer con la melancolía propia en un impasse de 45 minutos dentro de nuestras ajetreadas vidas. Circumambulation es a la vez dolor y dicha, felicidad por tener un trastero de vivencias que poder revisitar y amargura por la certeza de saber que lo mejor de nosotros cada vez va quedando más lejos en el tiempo. La dicha de estar triste, y por lo tanto de seguir vivos a pesar de todo, aunque sea a costa de desgastar fotos antiguas. Para ello True Widow se han armado con una propuesta de una transversalidad deliciosa, oscura e hipnótica capaz de pasearse por el slowcore de Codeine, el noise/pop de Sonic Youth e incluso el minimalismo espacial de The Oscillation dando como resultado una travesía que es mucho más que la suma de paisajes, y cuyas virtudes sólo pueden atisbarse correctamente en su correlación y reconociendo la paternidad por parte del trío de tan magna criatura. No son pocas las adiciones propias que la banda incorpora a la alquimia, partiendo evidentemente de la proporción concreta de los elementos en liza pero añadiendo unas guitarras con un músculo inusitado en este tipo de terrenos (que les ha valido las comparaciones con el universo stoner), un juego vocal precioso entre el guitarrista DH Philips y la bajista Nicole Estill, y por último una oscura rítmica, casi bailable por momentos, que es lo más parecido a danzar entre las heridas que anidan en nuestra memoria. Imposible no caer en las redes de esos mantras vestidos de hits que son S:H:S, Numb Hand o HW:R, como resistirse al intimismo hiriente de Trollstigen o I:M:O, y que en su visión global conforman el que desde ya es uno de los trabajos más adictivos y fascinantes del año.

Circumambulation es un salto de gigante en la carrera de True Widow, la apertura de un sendero propio que recogiendo el testigo de bandas como Codeine, Sonic Youth o The Oscillation les ha llevado a habitar una pista de baile en sombras donde poder moverse al son de la melancolía. Bendita tristeza.

BUY IT!!! (Relapse Records)

BANDCAMP

 

Reseña invocada por CTHULHU.